Los barqueros de las Gargantas del río Tarn

Descenso por las Gargantas del río Tarn en barca

Realizar una escapada en barca por un río es raro. Visitar las Gargantas del río Tarn en barca es optar por la herramienta más adaptada al descubrimiento de un cañón, pero aquí, se trata de mucho más…
Hace ciento cincuenta años, los primeros turistas exploradores solicitaron a los habitantes de la zona la autorización para poder subir a las barcas e ir aún más lejos. Realizar el descenso del río hasta los grandes acantilados (los estrechos) que tan sólo podemos ver desde la barca. Este fue el nacimiento del descenso en barca turística.

«La descente en barque s’impose » (le Guide Michelin).


Visitar las Gargantas del río Tarn con un barquero constituye una visita guiada de un centro natural. Se asemeja a una exposición o a un museo en pleno sol, en donde podemos compartir un momento inigualable en un marco excepcional.
En la zona más bonita de las Gargantas del Tarn, en el pueblo de la Malène, los barqueros le ofrecen entre los meses de abril y octubre, un paseo de 8 kilómetros a lo largo de una hora aproximadamente.

Share Button